Ctra. Murcia-Alicante Km. 28
03300 - Orihuela - (España)
Lun - Mar 8.00 - 18.00
Sab y Dom cerrado

Consejos para mantener tu camión en invierno

Estamos a medidos de octubre y pronto llegará el frío. Cuando conducimos un camión, las condiciones climatológicas que nos podemos encontrar en las carreteras durante el invierno son diversas (viento, lluvia, nieve, granizo) y esto afecta al estado de nuestro camión y a nuestra conducción. Esto hace que debamos extremar las precauciones al volante y anticiparnos a cualquier imprevisto que nos podamos encontrar en la carretera. En esta época se multiplican las averías por eso, en este post vamos a darte una serie de consejos para mantener tu camión a punto durante el invierno.

Mantenimiento del camión

Mantener nuestro camión en buen estado siempre es importante. En Oritrucks contamos con los mejores mecánicos especializados en camiones y esta época es la mejor para hacer una visita y revisarlo. Lo más importante es tener controlado el líquido de frenos o los niveles de anticongelante del camión para que las altas temperaturas no nos jueguen una mala pasada y nuestro camión responda a la perfección. Si toca cambiar el aceite del motor, es importante usar uno que se adapte a las circunstancias climatológicas de esta estación. No todos los aceites toleran igual de bien las altas temperaturas a las que podemos enfrentarnos en la carretera.

carreteras

Revisar el estado de las carreteras

Este punto es importante, no solo para poder hacer nuestra entrega a tiempo y mantener una conducción más cómoda sino también para que nuestro camión no sufra. Antes de realizar un viaje, debemos consultar la previsión meteorológica de las zonas por donde vamos a pasar. Estar atentos por radio o redes sociales a cualquier parte de la Guardia Civil de Tráfico también puede ahorrarnos más de un disgusto. Si vamos a transitar por una zona donde el tiempo no acompaña es mejor cambiar de ruta o retrasar el viaje. Estar informados nos ayuda a comunicar a nuestra empresa cualquier posible problema en la ruta así como la hora estimada de llegada al destino marcado. Recuerda que ante una posible gran nevada siempre es mejor dar un rodeo o detener el camión en un parking vigilado para camiones o en cualquier zona de estacionamiento. Así evitaremos quedarnos atrapados en la carretera o sufrir cualquier posible percance.

El depósito y la calefacción

Si bien es cierto que tener el depósito lleno debe ser una máxima en la conducción, en condiciones normales no siempre es necesario ya que podemos parar en cualquier momento. Sin embargo, si se prevé una gran nevada es muy importante no quedarse sin combustible en medio de la carretera. El motivo, una ventisca nos puede dejar aislados y quizá debamos pasar la noche en la carretera. Tener el depósito lleno evitará la congelación de la línea de combustible del motor. Al igual que dijimos en verano, que tener el aire acondicionado a punto era muy importante en invierno lo es tener la calefacción. Es el momento de revisar el sistema de calefacción de nuestro camión. Mantener una temperatura adecuada hará nuestra conducción más cómoda y puede ser vital cuando estemos descansando o si nos quedamos atrapados en mitad de una tormenta.

Las cadenas y los cables de la batería

Es obvio que si vamos a conducir con nieve debemos llevar las cadenas. Pero nunca está de más recordarlo. Es muy importante llevar las cadenas en tu camión. Con ellas ganarás estabilidad y evitarás posibles accidentes. En muchas ocasiones es imposible conducir por zonas de montaña sin ellas. Llevándolas siempre en nuestro camión evitaremos esta situación. El frío descarga mucho las baterías, por eso, llevar unos buenos cables de batería es primordial. En caso de quedarte tirado podrás utilizarlos y volver a poner en marcha tu camión.

durmiendo en la cabina

El descanso también es importante en invierno

Aunque el camión debe estar en perfecto estado, el transportista debe estarlo aún más. En esta época del año también es muy importante guardar las horas de descanso. No te dejes engañar porque ya no hace calor. En invierno es igual de importante estar al 100% y descansado. Mantener una buena temperatura en el camión y estar muy atento por si la ruta se complica.

Cuidado al arrancar el camión

Cuando el camión pasa muchas horas parado, en el frío, hay que llevar cuidado a la hora de arrancarlo. Por ello, lo mejor que puedes hacer es arrancarlo y dejarlo unos minutos hasta que se caliente el motor antes de ponerte en marcha. No es aconsejable acelerar de golpe ya que los fluidos que protegen la fricción pueden estar aún fríos y sin saberlo, estamos forzando el motor.

Precaución máxima ante el hielo

Si bien es cierto que en invierno conducirás con viento, lluvia e incluso nieve, lo más peligroso es el hielo. El hielo puede hacer deslizar tu camión y dejarte fuera de la carretera. Cuando más posibilidad hay de que se forme hielo en la carretera es cuando las temperaturas bajan de los 0 grados. En ese momento deberás poner todos tus sentidos en alerta y guardar más distancia de seguridad y reducir la velocidad.

avería

Si sufres una avería

Tomar precauciones no significa que no podamos sufrir una avería que nos deje tirados en mitad de la carretera. Si sufres una avería es muy importante que lleves tu camión a una zona segura para no obstruir el tráfico y sobretodo hazte ver. Con niebla, lluvia, nieve es más complicado que nos vean, por eso extrema la precaución a la hora de señalizar el vehículo. Coloca los triángulos de emergencia a una distancia de al menos 50 metros y sobretodo ponte el chaleco reflectante antes de bajar del camión.

¿Atrapado en la nieve? No salgas del camión

Si te quedas atrapado en medio de una gran nevada lo más prudente es no salir de la cabina del camión. Supone un refugio ante la ventisca y es más fácil que nos puedan localizar allí. Avisa inmediatamente a los servicios de emergencia para que puedan ir a rescatarte. Si cae la noche, mantén una luz interna del camión encendida. Esto gasta muy poquito pero facilitará a los servicios de emergencia el poder encontrarte. Ojo con el tubo de escape, éste no debe estar obstruido. Esto podría causar la liberación de monóxido de carbono en la cabina y podría ser fatal. Con tal de hacer frente al frío lleva buenas mantas en el camión, dosifica el combustible y arranca el camión de vez en cuando para calentar la cabina.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *