Ctra. Murcia-Alicante Km. 28
03300 - Orihuela - (España)
Lun - Mar 8.00 - 18.00
Sab y Dom cerrado

Se endurece el acceso al CAP para el año 2020

El Ministerio exigira una titulación de bachillerato o F.P. para poder concurrir al examen a partir del 2020.

Nuevo reglamento

El nuevo Reglamento de Ordenación del Transporte por Carretera, R.O.T.T, con el que se endurece el acceso al CAP para el año 2020, no sólo cambia el término de ‘capacitación profesional’ por el de ‘competencia profesional’, también modificará el sistema para examinarse en el mismo a partir de 2020, según los planes de la Administración.

En una Jornada organizada por la C.E.T.M., Emilio Sidera, subdirector general de Ordenación y Normativa del Ministerio de Fomento, ha explicado los cambios que plantea el Gobierno en lo que respecta a los nuevos exámenes que habilitarán para ser ‘gestor de transporte’, una figura que el R.O.T.T. desarrolla mucho más que la L.O.T.T.

Antes de detallar las modificaciones, Sidera ha querido dejar claro que todos los transportistas que tienen el certificado de ‘capacitación profesional’ pasarán a disponer del de ‘competencia profesional’ automáticamente. Para los que no lo tengan aun, Se endurece el acceso al CAP para el año 2020.

Del mismo modo, también se reconocerá la ‘competencia profesional’ a todos los aspirantes que tengan el título de FP de Técnico Superior en Logística y Transporte. Además, también se prevé que otras titulaciones de carácter universitario puedan convalidar el título siempre y cuando se hayan examinado de cada una de las materias que integran el temario para la obtención del certificado.

Para el resto, Fomento exigirá una titulación previa mínima para poder concurrir al examen y, “en principio, se va a requerir el bachillerato o un FP de grado medio“, ha explicado el subdirector.

Nuevos exámenes

Para el ejercicio 2020, el Ministerio quiere acabar con las convocatorias masivas y que cada aspirante haga su examen de forma individual frente a un ordenador. La aplicación será diseñada por Fomento, que definirá el nivel de dificultad de las preguntas, el número de ellas con respecto a cada bloque del temario y, obviamente, cuál es la respuesta correcta.

El objetivo que la Administración persigue es que en el futuro haya más homogeneidad en las pruebas, ya que ahora varían según la Comunidad Autónoma que las convoca. “Sorprende que, en algunas comunidades, siempre apruebe exactamente el mismo porcentaje de aspirantes”, ha apuntado Sidera.

A tenor de las opiniones trasladadas por los formadores de Ceftral presentes en la Jornada y por el director general de C.E.T.M., Miguel Martínez de Lizarrondo, Administración y centros de formación debatirán este nuevo modelo de examen.

Los formadores han encontrado diversos problemas en la propuesta de Fomento, que han trasladado al subdirector en el encuentro. Consideran que una administración autonómica no debería poder establecer el mínimo de pruebas que un mismo aspirante pueda realizar, ya que “no es adecuado que alguien se pueda examinar todas las veces que quiera”, ha apuntado Lizarrondo.

Además, también han incidido en la complejidad que traerá consigo que cada Comunidad Autónoma pueda establecer unas pautas diferentes, ya que cada aspirante deberá examinarse obligatoriamente en la región donde reside, así como la necesidad de un gran número de funcionarios para abordar las revisiones que puedan exigir los examinados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *